cerros1_3

Participación del colectivo Futuros primitivos en obra colectiva denominada Elogio a la des-composición

Laura Palma noticias

A partir de la convocatoria «Dona tus flores marchitas», la Fundación Cerros de Bogotá (FCB) realizó, por cuarta vez, una obra colectiva denominada Elogio a la des-composición: una experiencia entre arte y naturaleza.
El objetivo de este taller fue darle un espacio de reflexión a los ciudadanos acerca de los procesos de vida y degradación, propios de la naturaleza, mediante la abstracción de conceptos inherentes a la naturalidad del ser.

Esta acción colectiva, traducida en obras artísticas, fomenta entre sus copartícipes colaboración, integración y trabajo conjunto en torno a un tema ecológico y sistémico.
Además, sensibiliza a la ciudadanía respecto a los cerros como un sistema vivo en el cual suceden procesos biológicos en los que la descomposición[1], en lugar de ser un factor negativo, genera transformaciones esenciales para la vida.

Aunque es un proceso ignorado o poco apreciado, la comprensión de la descomposición ayuda a mantener la vida y la circularidad, ya que también representa los procesos invisibles del crecimiento urbano.
Antes de la realización de los talleres El Elogio a la descomposición: obra colectiva al cerro[4], se ofrecieron algunas charlas gratuitas, sugestivas e inspiradoras, entre mayo y junio de 2018: «El lugar» (Alejandro Saiz), «Estética del incendio y la inundación» (Mateo Hernández), «Elogio a la descomposición» (Brigitte Baptiste[5]), «Descomposición de la voz» (Nohra González), «Des-composición[6] del sonido: el silencio de cerro» (Roberto Cuervo), «Des-composición del color» (Carmen Huertas), «Des-composición del paisaje» (Observatorio del Paisaje de Bogotá) y «Entre pétalos y flores» (Futuros Primitivos).

Futuros primitivos es un colectivo de egresados del Departamento de Arte, liderado por la profesora María Margarita Jiménez.

Lea el artículo completo de La Silla Llena aquí.