DATE WITH FATE AT THE TATE | FELIPE EHRENBERG

 

Felipe Ehrenberg

[Traducción al español para la exhibición Museum Ad Nauseam por Marina Reyes Franco.]

Originalmente publicado en Studio International, marzo de 1971, volumen 180, número 931, pp 92-93.

La mañana del martes 20 de octubre de 1970, la incipiente pero efímera International Coalition for the Liquidation of Art se reunió para realizar una demostración en la Tate Gallery.  Entre los presentes se encontraban Stuart Brisley, Gustav Metzger, John Plant, Sigi Krauss y otros.  Felipe Ehrenberg,  simpatizante de las ideas de la coalición, llegó a la Tate vestido con un traje de pana marrón y una capucha blanca de percal con apertura para un ojo, una grabadora colgando del hombro.  Procedió a entrar a la Tate Gallery.  Lo siguiente son extractos de una grabación de este evento:

1er GUARDIA: Usted no puede entrar con eso puesto.

FE: ¿Por qué no?  (Un grupo de hombres uniformados se acercan a FE).

SUPERVISOR: No estoy aquí para dar razones, pero no va a entrar a la galería con eso en su cabeza…por favor, remuévaselo si desea entrar.

FE: Ah, ¿usted quiere ver mi cara?

S: Quiero ver su cara todo el tiempo; no se irá a a pasear por las salas con eso puesto. No, no puede.

FE: Bueno, está usted controlando lo que visto.

S: Usted está tratando de provocar una perturbación con eso en la cara, señor, así que haga el favor de quitárselo.

FE: Yo no estoy tratando de causar una perturbación.

S: Podría usted apagar eso, por favor **** (forcejea con el micrófono) y quitarse… eso.  No va usted a entrar con eso en su cara.

SB: Este es un lugar público.

FE: ¿Podría, por favor, decirme por qué?

S: Bien, ¿podría permanecer aquí…?

CORTE: FE se aproxima a la entrada de la galería.  Los guardias cierran fila.

FE: Disculpe. Opino que causaría más disturbio permanecer aquí… si me acusa de eso… Me gustaría ver las obras.

S: Usted… puede ver las obras si se quita esa cosa de la cara, señor.

FE: Bien, está usted como… no sé… No entiendo porque me lo debería quitar. Es como se me pidiera quitarme el saco.

S: Sr. Collier, este caballero está en desacuerdo y piensa que puede pasearse por aquí con eso en su cara…

Sr C: No, me temo que el no puede…

FE: . . . ¿Por qué no? Si solo pudiera darme un motivo por el cual no podría… Es como si usted me dijera “Quítese el saco”.

MR C: ¿Por qué quiere andar por ahí con eso?

FE: Bueno, ¿por qué no? Usted no tiene cómo determinar lo que quiera yo vestir.

VOZ: ¿Qué motivos tiene para todo esto?

FE: Sostengo que soy una Obra de Arte.

Sr C: ¿Ah, si?

FE: Sí.

Sr C: Bueno, desafortunadamente, nosotros sólo permitimos que entren obras de arte que los miembros del Consejo autoricen mostrar.

FE: Bueno, entonces soy un Ser Humano.

Sr C: Lo siento, señor…

FE: ¿Qué sea yo un Ser Humano?

Sr C: Sí, lo es, pero me temo que no podemos dejarlo entrar…

FE: Bueno, ¿ podría decirme por qué no? Este es un espacio público, abierto al público.

Sr C: Disculpe, señor-

E: Pues si está abierto al público y no estoy violando ninguna ley, entonces…

SB: Cierto, ¿estará violando alguna ley?

FE: ¿Estoy violando la ley?

S: … Lo siento… Él no irá a pasar de aquí. No con eso en su cara. (con tono de amenaza)

SB: ¿Se va usted a poner violento?

VOCES: No, no, no, sin violencia.  No mostramos violencia. Si hay alguna violencia, él…

SB: Bueno pues, si él… si no hay ley que le impida entrar, debería permitirle pasar, si así lo desea él. Si él desea ver las obras en esta condición, está en su total derecho.

FE: Voy a seguir caminando. Si no van a mostrar violencias, entonces podré ver la exhibición. ¿De acuerdo?

G: Usted no va a entrar, señor.

FE: ¿No? Por qué? ¿Me va usted detener? ¿Físicamente?

SB: ¿Va usted usar violencia física?

CORTE

S: ¡Usted no entrará!

FE: ¿Por qué no?

S: Quítese esa cosa de la cara y podrá entonces pasar, ¡de otra manera, no!

FE: ¿Por qué? ¿Acaso le pediría yo que se quite el saco?

S: Está usted causando un disturbio ahora al discutir.

FE: Y yo creo que es usted quien está causando el disturbio. Si se me permitiera entrar, nadie se vería perturbado. Es usted quien está causando el disturbio…

S: Ya se lo hemos expli… ya le explicamos que obras de arte pueden ingresar a la Tate Gallery sólo con autorización de los miembros del Consejo.

FE: Yo soy un Ser Humano.

S: Usted… afirmó ser una Obra de Arte.

FE: Yo afirmo que la Humanidad, el Hombre, es una Obra de Arte.

S: Los miembros de nuestro Consejo no lo han aceptado como una Obra de Arte.

S: Así que, por lo tanto, no tenemos… um… la intención de exhibirlo en ninguna parte.

FE … Yo no quiero ser exhibido. Lo que quiero es ver lo que está siendo exhibido.

S: Es usted quien se está exhibiendo, ahora mismo, ante toda una multitud…

FE: Con o sin máscara, me estaría exhibiendo de cualquier manera…

S: . . . He recibido instrucciones de no permitirle la entrada usando eso hasta que no tengamos un fallo al respecto.

FE: ¿Me lo va a impedir físicamente?

S: Yo voy a seguir mis instrucciones. Ya le dije que no usaremos violencia.

FE: ¿No la usará?

S: No. Espero que todo esto esté siendo grabado…

FE: Por supuesto, por supuesto. Bueno, la cosa que tengo en mi cabeza… Si usted está objetando a mi prenda de vestir, entonces, este… Esto es una prenda de vestir.

S: Sin comentarios.

FE:  ¡¡¿Sin comentarios?!!

CORTE

FE: Creo que me gustaría entrar ya.

S: Sí, ya sé que usted piensa que le gustaría entrar pero me temo que tendrá que esperar hasta que tengamos una decisión, señor.

FE: ¿Una decisión sobre qué?

S: Sobre usted.

E: ¿Sobre mi?

S: Sí.

FE: ¿Usted requiere un fallo sobre los particulares que desean ver las obras en el museo?

S: No estamos preparados para hacer más comentarios mientras que esté usted grabando…

VIGILANTE DE SALA: A decir verdad… Me tiene sin cuidado que esté usted grabando o no. ¡Quítese eso, como lo hizo conmigo esta mañana… y puede caminar libremente por esta galería!

FE: Ajá.

VIG: ¿Está bien? Eso es todo lo que tiene que hacer.

FE: Bueno, por qué me lo tengo que quitar?

VIG: Eso no le importa. Es todo lo que tiene que hacer… Lo siento mucho pero yo no… yo sólo soy un vigilante.

FE: ¿Es usted un vigilante de sala?

VIG: Sí.

FE: Es usted vigilante de sala y como vigilante de sala no me permite entrar con mi sombrero puesto.

VIG: Lo siento muchísimo, pero no puedo. Hasta que no recibamos una decisión al respecto.

FE: Oh, bueno, ¿y cuándo vamos a recibir el fallo?

VIG: Probablemente pasadas las cinco y media o seis de la tarde.

CORTE

FE:… que vaya a recibir una decisión al respecto. Me gustaría ver a alguien allí.  ¿Podría llamar a alguien en frente mío?

S: Ya hemos llamado, señor…

FE: No se lo creo.  No le vi hacer llamada alguna.

S: No me vio haciendo la llamada porque yo no la hice, pero el caballero sí llamó.

FE: ¿Cuál caballero?

S: No estoy preparado para discutir más este asunto con usted hasta que llegue el fallo. Ahora, usted puede apagar ese…

FE: Si pregunto por el fallo es porque me gustaría poder entrar.

S: Usted está desperdiciando su cinta.

E: No estoy desperdiciando mi cinta… y bueno… qué más dá?  Je, je.  ¿Me está sugiriendo no desperdiciar mi cinta?

CORTE

FE (dirigiéndose al supervisor nuevamente): ¿Me puede dar el nombre de la persona con la que pueda yo hablar personalmente? (Silencio) Cuál es su… L… H… L. Supervisor. Sr. L., ¿me puede dar el nombre de la persona con quien pueda hablar personalmente para entrar a la Tate? (Silencio) ¿Sr. L? (Silencio) Bueno, entonces yo voy a entrar… (L. sujeta el brazo de FE.  Sr. L., usted está usando… usted está recurriendo a la fuerza.

L: No estoy usando ninguna fuerza.

FE: Bueno, ¡alguien está usando fuerza!

VIG: Eh, bueno. Eh, estamos esperando…

FE: En verdad, están ustedes usando fuerza.

VIG:… por instrucciones. Eso es todo lo que tenemos que hacer.

FE: Bien, entonces solicito, de persona a persona, ¿quién…?

L: Ya le hemos explicado que alguien irá a venir.

FE: Me gustaría saber el nombre de esa persona.

VIG: Lo sabrá cuando venga.

FE: ¿Cuándo irá a venir?  ¿A las cinco y media como me dijo?

VIG: No demora.

FE: Yo no puedo esperar hasta las cinco y media. Tengo que ver las obras.

L: Puede ver las obras si se quita esa cosa de la cara.

FE: ¿No será esto una cuestión personal?  ¿O es un asunto del museo, sr. L?

L: El museo…

FE: ¿Es una regla del museo?

L: ¡SENTIDO COMUN!

FE: ¡SENTIDO COMUN?

L: Sí.

FE: Yo refuto su Sentido Común, señor. Voy a entrar.

CORTE

L: Hay un caballero viniendo ahora…

FE:… Está usted usando fuerza… Me está usted empujando…

VIG: No, no lo he hecho.

E: Me está empujando.

VOCES: Están viniendo ahora.

Tres o cuatro hombres bien vestidos se acercan a FE, rápida e inmediatamente lo agarran en un intento de empujarlo del lugar.  Varios espectadores presenciando el incidente previenen esta acción.

FE: ¡Ah! Está usando la fuerza para impedir mi entrada.

GUARDIA DE SEGURIDAD: ¿Le importaría salir de la galería, por favor?

FE: Me gustaría saber por qué motivo, señor.

ATAQUE (Dos oficiales de seguridad y un guardia ponen sus manos sobre FE). 

FE: Me están ustedes tocando. Me están tocando. Yo no estoy creando un disturbio.

LUCHA (con el micrófono).  El brazo de FE es fuertemente agarrado y torcido.   

FE: Me están insultando.

Oficial de Seguridad: ¡Quítenle eso!

FE: Me están tocando físicamente.

(Ellos se alejan para llamar a la policía. FE es detenido por un vigilante de sala.)

SIGI: ¡No pueden ustedes…! ¡Lo saben! Quiero decir… en problemas.

VIG:… este caballero-(susurrando)

SIGI: ¡Pero no lo pueden tocar!

VIG: Mire, está bien, no lo voy a tocar más, tengamos cuidado.

FE:… porque acaba usted de estropearme , señor. Usted me acaba de tocar y mi dedo me duele mucho.

VIG (fuerte susurro): Este hombre… puede entrar siempre y cuando se quite esa cosa.  Eso es todo. Si se quita eso estará tan libre como un pajarito… tan libre como sea que sea. Ahora, ¿por qué, por qué no lo quiere hacer?

FE: Está bien. Me lo voy a quitar ahora, pero entonces…

VIG: Muy bien, señor.

FE:… los confrontaré porque me han estropeado y los he de acusar con la policía.

VIG: Está bien.

FE: Porque todo está grabado.

VIG: Así es.

FE: Bien. Los acusaré con la policía de aplicarme daño físico para impedir mi entrada a la Tate.

L: Yo no lo he tocado…

FE: Usted me ha tocado, y tengo testigos.

L: Yo no lo he tocado.

FE (Dirigiéndose a una persona presente): ¿Actuaría usted como testigo de que ambos me tocaron?

L: Yo NO lo he tocado.

FE: Sr L… H. L. Ustedes me han tocado.

L: No estoy dispuesto a continuar discutiendo con usted.

FE: Muy bien. Entonces voy a entrar. Muchas gracias.

L: Entre. Ya se ha quitado esa cosa.

CORTE

El 4 de febrero en la Galería Sigi Krauss, Felipe Ehrenberg y otros miembros del Taller Polígono (Polygonal Workshop) escenificaron una ‘exhibición de la basura’ (originalmente motivada por la huelga más reciente de recolectores de basura) y la presentaron como una situación continua durante la cual las ideas del público fueron procesadas por el Taller Polígono.

FIEBRE DE 39.4°C

por: Marianna Velasco Zambrano

 El aprendizaje es el proceso a través del cual se adquieren o modifican habilidades, conocimientos, conductas y valores. Se aprende como resultado del estudio, la experiencia, la instrucción, el razonamiento y la observación. Eso según Wikipedia, que es muy aprendido, pero como resultado de la acumulación de información; Wikipedia no fue al jardín. Y si pensáramos el aprendizaje por experiencia, llegaríamos a la sabia conclusión de que la práctica hace al maestro. Dicho popular que sustenta las señoras que hacen fideos a mano a velocidad de Superman, a esos trabajadores que salen en los thumbnails tramadores de Youtube: “FASTEST WORKERS ALIVE 2021 VERSION. SEE WHAT HAPPENS!”. 

Pantallazo de búsqueda de “pato” en Google. 

El aprendizaje por experiencia -y observación- es el jardín infantil de los algoritmos. Ese jardín se llama Machine Learning -o aprendizaje automático-, un método de análisis de datos que automatiza la construcción analítica. Es decir, es la idea de que la máquina puede aprender desde los datos, analizando patrones y hasta tomando decisiones. El algoritmo es un bebé que acaba de ver un pato: la primera vez no sabe si es un perro, pero la segunda, la tercera, la enésima vez que lo ve, sabe que es un pato. Y así. Al punto de que si pregunto por patos no me van a aparecer en el buscador carros. 

pigpug.jpg 

La perdición del algoritmo son los pugs. Es que lo sobrecalienta. 

Tweet del pato conejo pasado por la inteligencia artificial de Google 

El pato conejo de Wittgenstein ilustraba el perspectivismo, las formas de ver. Si se ve “Como conejo” o “Como pato” depende de donde esté el ojo, variando así la percepción de la imagen sin que esta varíe o se mueva. Si el algoritmo de Google ve el pato conejo, el ojo pasa a ser la posición de la imagen: Si está girada entre 0-5 grados la Inteligencia artificial de Google la reconoce como pato; si está entre 5 y 40-50 grados, como un conejo. De ahí para arriba se sobrecalienta. 

Imágenes de animales en el cielo generadas por la inteligencia artificial de Google con el algoritmo de Deep Dream. 

Deep Dream es un algoritmo de procesamiento de imágenes creado por Google, que se basa en la enseñanza a sus computadoras en cuanto a la forma de ver, entender y apreciar nuestro mundo. Además, el algoritmo está formado por una red neuronal artificial, que fue entrenada mostrándole millones de imágenes como ejemplo, para así ajustar poco a poco los parámetros de la red neuronal hasta obtener la identificación de la imagen y clasificarla de la manera adecuada. 

En este programa de Inteligencia Artificial se originan ideas oníricas de Google, clasificando imágenes con solo “mirarlas”, para así reproducirlas o mejorarlas sobre la base de patrones formados durante el aprendizaje/entrenamiento. Muchas de las imágenes editadas muestran ojos de animales y sus caras, ya que es lo que el software ha sido entrenado para ver y reconocer. 

Tomado de: https://es.wikipedia.org/wiki/Deep_Dream 

Publicidad generada por mi algoritmo de Facebook 

EL algoritmo de Facebook clasifica todas las publicaciones disponibles y se basan en la probabilidad de que el usuario tenga una reacción positiva ante ese contenido. Que no encuentre más que darle «me gusta» y comentar. Facebook decidió hacerse pasar por tu mejor amiga en el 2019 y a preguntar a diestra y siniestra: ¿quiénes son tus amigos cercanos? ¿qué publicaciones encuentras valiosas? ¿dónde vives? ¿es importante este grupo de Facebook para ti? No pregunta cómo estoy porque eso no aporta a que publicidad me va a botar. 

A mi algoritmo de Facebook -y digo que es mío porque es el que me tiene estudiada- le parece que soy una tía con problemas de hierro y con gustos en el chisme mejicano. Además, cree que soy adicta al <<clickbait>>. 

  

Pantallazo de mi celular Google Photos 

La función de reconocimiento de Google fotos utiliza la herramienta de reconocimiento facial para organizarte las fotos del carrete. Google fotos separa también las fotos de mi gata: 

Gata 

Trozo de madera 

Gata 

Gata 

Gata 

Gata 

Gata 

Pantallazo de mi WhatsApp de Textos generados con Auto-fill 

Textos generados únicamente presionando el botón del centro de Auto-fill de Google en la aplicación de mensajería de WhatsApp. Aplicación en la que paso una cantidad absurda de mi tiempo y aún así, el algoritmo cree que soy tarzán. Sin embargo, a partir de todas mis conversaciones, el niño de fácil fiebre sabe datos de mi vida: 

En qué universidad estudio 

Si tengo mascota 

A dónde voy frecuentemente 

Qué expresiones uso 

Menos mal, el aprendizaje automatizado pareciera nunca ser capaz de hacer del algoritmo el maestro. 

Descargar para lectura:Marianna Velasco Z

Psicodelia de la acción 

por: Irene Beltrán Valdez

Ele:ctricsheep-flock-247-47500-7

By: Scott Draves and the Electric Sheep

https://archive.org/details/electricsheepflock- 247-47500-7/00247%3D47517%3D47517%3D47517.avi

No sé si esta es una obra psicodélica pero efectivamente es lo que querría ver con alucinógenos. Arte psicodélico se refiere a toda creación artista que se desarrolle bajo el efecto de sustancias psicoactivas, ¿exceptuando las socialmente aceptadas? ¿Cómo alcohol, cigarrillos o café? Antes hablemos de las drogas, según la REAL Académica Española: 

Sobre todo las primeras definiciones: 

Me recuerdan Bukowski, ¿su obra podría definirse como literatura psicodélica?, porque este hombre muy poco hizo sobrio. Razón que justifica el desagrado general de su tiempo, no tenía filtro y a la sociedad perfecta del siglo XX gringo le daba dolor de barriga leerlo. Ahora son muchos que admiran su perversiones, como Tom Waits, otro hombre borracho. 

¿Cómo olvidar sus canciones de cuna? 

Que para escuchar toca confirmar la edad…

 

Airuin, gud naigt, Airuin

Airuin, gut naigt

Gut naigt Airuin

Gut naigt Airuin

Ail quistiu inmai drims

siguecantandopegandolaspalabras

 

Ai louf Airuin

Gotnous aidu

Ailojer tildesigous drai

Ifshieberloa noder

Aimgona teic morfin

Andai 

 

…Airuin, gud naigt, Airuin

Airuin, gut naigt

Gut naigt Airuin

Gut naigt Airuin

Ail quistiu inmai drims

Pero esta es una canción de negros realmente y mucho más inocente

Como padre que le canta a su hija

¿De dónde sacó que tomar morfina y die?

Los blancos con su apropiación cultural… 

Oh ¡miren! Aquí hay otro blanco que lo vuelve un country 

¿Se duerme mejor así? Debí aprovechar mejor este espacio, como buena mujer de este siglo, y hablar de artistas, en vez de quejarme. 

Siguiendo con la literatura y las drogas entonces hablemos de Pizarnik

https://www.elespanol.com/cultura/libros/20161010/161984556_0.html

 

La sociedad es tan perversa que su poema más conocido es el de su suicidio. 

Signos

Todo hace el amor con el silencio.

Me habían prometido un silencio como un fuego, una casa de silencio.

De pronto el templo es un circo y la luz un tambor. 

 

No, no es ese, pero con un simple verso se resume su mente.

No la entiendo.

También pasó con Storni,

Porque Mercedes Sosa cantó 

por la blanca arena que lame el mar, su pequeña huella no vuelve más…

 

A lo que le llamo el arte de amar la d

e c

a

d

e n

c i a

Desacargar para lectura: Irene Beltran

27/5/2021

Está usted causando un disturbio ahora al discutir

DATE WITH FATE AT THE TATE | FELIPE EHRENBERG

 

Felipe Ehrenberg

[Traducción al español para la exhibición Museum Ad Nauseam por Marina Reyes Franco.]

Originalmente publicado en Studio International, marzo de 1971, volumen 180, número 931, pp 92-93.

La mañana del martes 20 de octubre de 1970, la incipiente pero efímera International Coalition for the Liquidation of Art se reunió para realizar una demostración en la Tate Gallery.  Entre los presentes se encontraban Stuart Brisley, Gustav Metzger, John Plant, Sigi Krauss y otros.  Felipe Ehrenberg,  simpatizante de las ideas de la coalición, llegó a la Tate vestido con un traje de pana marrón y una capucha blanca de percal con apertura para un ojo, una grabadora colgando del hombro.  Procedió a entrar a la Tate Gallery.  Lo siguiente son extractos de una grabación de este evento:

1er GUARDIA: Usted no puede entrar con eso puesto.

FE: ¿Por qué no?  (Un grupo de hombres uniformados se acercan a FE).

SUPERVISOR: No estoy aquí para dar razones, pero no va a entrar a la galería con eso en su cabeza…por favor, remuévaselo si desea entrar.

FE: Ah, ¿usted quiere ver mi cara?

S: Quiero ver su cara todo el tiempo; no se irá a a pasear por las salas con eso puesto. No, no puede.

FE: Bueno, está usted controlando lo que visto.

S: Usted está tratando de provocar una perturbación con eso en la cara, señor, así que haga el favor de quitárselo.

FE: Yo no estoy tratando de causar una perturbación.

S: Podría usted apagar eso, por favor **** (forcejea con el micrófono) y quitarse… eso.  No va usted a entrar con eso en su cara.

SB: Este es un lugar público.

FE: ¿Podría, por favor, decirme por qué?

S: Bien, ¿podría permanecer aquí…?

CORTE: FE se aproxima a la entrada de la galería.  Los guardias cierran fila.

FE: Disculpe. Opino que causaría más disturbio permanecer aquí… si me acusa de eso… Me gustaría ver las obras.

S: Usted… puede ver las obras si se quita esa cosa de la cara, señor.

FE: Bien, está usted como… no sé… No entiendo porque me lo debería quitar. Es como se me pidiera quitarme el saco.

S: Sr. Collier, este caballero está en desacuerdo y piensa que puede pasearse por aquí con eso en su cara…

Sr C: No, me temo que el no puede…

FE: . . . ¿Por qué no? Si solo pudiera darme un motivo por el cual no podría… Es como si usted me dijera “Quítese el saco”.

MR C: ¿Por qué quiere andar por ahí con eso?

FE: Bueno, ¿por qué no? Usted no tiene cómo determinar lo que quiera yo vestir.

VOZ: ¿Qué motivos tiene para todo esto?

FE: Sostengo que soy una Obra de Arte.

Sr C: ¿Ah, si?

FE: Sí.

Sr C: Bueno, desafortunadamente, nosotros sólo permitimos que entren obras de arte que los miembros del Consejo autoricen mostrar.

FE: Bueno, entonces soy un Ser Humano.

Sr C: Lo siento, señor…

FE: ¿Qué sea yo un Ser Humano?

Sr C: Sí, lo es, pero me temo que no podemos dejarlo entrar…

FE: Bueno, ¿ podría decirme por qué no? Este es un espacio público, abierto al público.

Sr C: Disculpe, señor-

E: Pues si está abierto al público y no estoy violando ninguna ley, entonces…

SB: Cierto, ¿estará violando alguna ley?

FE: ¿Estoy violando la ley?

S: … Lo siento… Él no irá a pasar de aquí. No con eso en su cara. (con tono de amenaza)

SB: ¿Se va usted a poner violento?

VOCES: No, no, no, sin violencia.  No mostramos violencia. Si hay alguna violencia, él…

SB: Bueno pues, si él… si no hay ley que le impida entrar, debería permitirle pasar, si así lo desea él. Si él desea ver las obras en esta condición, está en su total derecho.

FE: Voy a seguir caminando. Si no van a mostrar violencias, entonces podré ver la exhibición. ¿De acuerdo?

G: Usted no va a entrar, señor.

FE: ¿No? Por qué? ¿Me va usted detener? ¿Físicamente?

SB: ¿Va usted usar violencia física?

CORTE

S: ¡Usted no entrará!

FE: ¿Por qué no?

S: Quítese esa cosa de la cara y podrá entonces pasar, ¡de otra manera, no!

FE: ¿Por qué? ¿Acaso le pediría yo que se quite el saco?

S: Está usted causando un disturbio ahora al discutir.

FE: Y yo creo que es usted quien está causando el disturbio. Si se me permitiera entrar, nadie se vería perturbado. Es usted quien está causando el disturbio…

S: Ya se lo hemos expli… ya le explicamos que obras de arte pueden ingresar a la Tate Gallery sólo con autorización de los miembros del Consejo.

FE: Yo soy un Ser Humano.

S: Usted… afirmó ser una Obra de Arte.

FE: Yo afirmo que la Humanidad, el Hombre, es una Obra de Arte.

S: Los miembros de nuestro Consejo no lo han aceptado como una Obra de Arte.

S: Así que, por lo tanto, no tenemos… um… la intención de exhibirlo en ninguna parte.

FE … Yo no quiero ser exhibido. Lo que quiero es ver lo que está siendo exhibido.

S: Es usted quien se está exhibiendo, ahora mismo, ante toda una multitud…

FE: Con o sin máscara, me estaría exhibiendo de cualquier manera…

S: . . . He recibido instrucciones de no permitirle la entrada usando eso hasta que no tengamos un fallo al respecto.

FE: ¿Me lo va a impedir físicamente?

S: Yo voy a seguir mis instrucciones. Ya le dije que no usaremos violencia.

FE: ¿No la usará?

S: No. Espero que todo esto esté siendo grabado…

FE: Por supuesto, por supuesto. Bueno, la cosa que tengo en mi cabeza… Si usted está objetando a mi prenda de vestir, entonces, este… Esto es una prenda de vestir.

S: Sin comentarios.

FE:  ¡¡¿Sin comentarios?!!

CORTE

FE: Creo que me gustaría entrar ya.

S: Sí, ya sé que usted piensa que le gustaría entrar pero me temo que tendrá que esperar hasta que tengamos una decisión, señor.

FE: ¿Una decisión sobre qué?

S: Sobre usted.

E: ¿Sobre mi?

S: Sí.

FE: ¿Usted requiere un fallo sobre los particulares que desean ver las obras en el museo?

S: No estamos preparados para hacer más comentarios mientras que esté usted grabando…

VIGILANTE DE SALA: A decir verdad… Me tiene sin cuidado que esté usted grabando o no. ¡Quítese eso, como lo hizo conmigo esta mañana… y puede caminar libremente por esta galería!

FE: Ajá.

VIG: ¿Está bien? Eso es todo lo que tiene que hacer.

FE: Bueno, por qué me lo tengo que quitar?

VIG: Eso no le importa. Es todo lo que tiene que hacer… Lo siento mucho pero yo no… yo sólo soy un vigilante.

FE: ¿Es usted un vigilante de sala?

VIG: Sí.

FE: Es usted vigilante de sala y como vigilante de sala no me permite entrar con mi sombrero puesto.

VIG: Lo siento muchísimo, pero no puedo. Hasta que no recibamos una decisión al respecto.

FE: Oh, bueno, ¿y cuándo vamos a recibir el fallo?

VIG: Probablemente pasadas las cinco y media o seis de la tarde.

CORTE

FE:… que vaya a recibir una decisión al respecto. Me gustaría ver a alguien allí.  ¿Podría llamar a alguien en frente mío?

S: Ya hemos llamado, señor…

FE: No se lo creo.  No le vi hacer llamada alguna.

S: No me vio haciendo la llamada porque yo no la hice, pero el caballero sí llamó.

FE: ¿Cuál caballero?

S: No estoy preparado para discutir más este asunto con usted hasta que llegue el fallo. Ahora, usted puede apagar ese…

FE: Si pregunto por el fallo es porque me gustaría poder entrar.

S: Usted está desperdiciando su cinta.

E: No estoy desperdiciando mi cinta… y bueno… qué más dá?  Je, je.  ¿Me está sugiriendo no desperdiciar mi cinta?

CORTE

FE (dirigiéndose al supervisor nuevamente): ¿Me puede dar el nombre de la persona con la que pueda yo hablar personalmente? (Silencio) Cuál es su… L… H… L. Supervisor. Sr. L., ¿me puede dar el nombre de la persona con quien pueda hablar personalmente para entrar a la Tate? (Silencio) ¿Sr. L? (Silencio) Bueno, entonces yo voy a entrar… (L. sujeta el brazo de FE.  Sr. L., usted está usando… usted está recurriendo a la fuerza.

L: No estoy usando ninguna fuerza.

FE: Bueno, ¡alguien está usando fuerza!

VIG: Eh, bueno. Eh, estamos esperando…

FE: En verdad, están ustedes usando fuerza.

VIG:… por instrucciones. Eso es todo lo que tenemos que hacer.

FE: Bien, entonces solicito, de persona a persona, ¿quién…?

L: Ya le hemos explicado que alguien irá a venir.

FE: Me gustaría saber el nombre de esa persona.

VIG: Lo sabrá cuando venga.

FE: ¿Cuándo irá a venir?  ¿A las cinco y media como me dijo?

VIG: No demora.

FE: Yo no puedo esperar hasta las cinco y media. Tengo que ver las obras.

L: Puede ver las obras si se quita esa cosa de la cara.

FE: ¿No será esto una cuestión personal?  ¿O es un asunto del museo, sr. L?

L: El museo…

FE: ¿Es una regla del museo?

L: ¡SENTIDO COMUN!

FE: ¡SENTIDO COMUN?

L: Sí.

FE: Yo refuto su Sentido Común, señor. Voy a entrar.

CORTE

L: Hay un caballero viniendo ahora…

FE:… Está usted usando fuerza… Me está usted empujando…

VIG: No, no lo he hecho.

E: Me está empujando.

VOCES: Están viniendo ahora.

Tres o cuatro hombres bien vestidos se acercan a FE, rápida e inmediatamente lo agarran en un intento de empujarlo del lugar.  Varios espectadores presenciando el incidente previenen esta acción.

FE: ¡Ah! Está usando la fuerza para impedir mi entrada.

GUARDIA DE SEGURIDAD: ¿Le importaría salir de la galería, por favor?

FE: Me gustaría saber por qué motivo, señor.

ATAQUE (Dos oficiales de seguridad y un guardia ponen sus manos sobre FE). 

FE: Me están ustedes tocando. Me están tocando. Yo no estoy creando un disturbio.

LUCHA (con el micrófono).  El brazo de FE es fuertemente agarrado y torcido.   

FE: Me están insultando.

Oficial de Seguridad: ¡Quítenle eso!

FE: Me están tocando físicamente.

(Ellos se alejan para llamar a la policía. FE es detenido por un vigilante de sala.)

SIGI: ¡No pueden ustedes…! ¡Lo saben! Quiero decir… en problemas.

VIG:… este caballero-(susurrando)

SIGI: ¡Pero no lo pueden tocar!

VIG: Mire, está bien, no lo voy a tocar más, tengamos cuidado.

FE:… porque acaba usted de estropearme , señor. Usted me acaba de tocar y mi dedo me duele mucho.

VIG (fuerte susurro): Este hombre… puede entrar siempre y cuando se quite esa cosa.  Eso es todo. Si se quita eso estará tan libre como un pajarito… tan libre como sea que sea. Ahora, ¿por qué, por qué no lo quiere hacer?

FE: Está bien. Me lo voy a quitar ahora, pero entonces…

VIG: Muy bien, señor.

FE:… los confrontaré porque me han estropeado y los he de acusar con la policía.

VIG: Está bien.

FE: Porque todo está grabado.

VIG: Así es.

FE: Bien. Los acusaré con la policía de aplicarme daño físico para impedir mi entrada a la Tate.

L: Yo no lo he tocado…

FE: Usted me ha tocado, y tengo testigos.

L: Yo no lo he tocado.

FE (Dirigiéndose a una persona presente): ¿Actuaría usted como testigo de que ambos me tocaron?

L: Yo NO lo he tocado.

FE: Sr L… H. L. Ustedes me han tocado.

L: No estoy dispuesto a continuar discutiendo con usted.

FE: Muy bien. Entonces voy a entrar. Muchas gracias.

L: Entre. Ya se ha quitado esa cosa.

CORTE

El 4 de febrero en la Galería Sigi Krauss, Felipe Ehrenberg y otros miembros del Taller Polígono (Polygonal Workshop) escenificaron una ‘exhibición de la basura’ (originalmente motivada por la huelga más reciente de recolectores de basura) y la presentaron como una situación continua durante la cual las ideas del público fueron procesadas por el Taller Polígono.

20/5/2021

FIEBRE DE 39.4°C

por: Marianna Velasco Zambrano

 El aprendizaje es el proceso a través del cual se adquieren o modifican habilidades, conocimientos, conductas y valores. Se aprende como resultado del estudio, la experiencia, la instrucción, el razonamiento y la observación. Eso según Wikipedia, que es muy aprendido, pero como resultado de la acumulación de información; Wikipedia no fue al jardín. Y si pensáramos el aprendizaje por experiencia, llegaríamos a la sabia conclusión de que la práctica hace al maestro. Dicho popular que sustenta las señoras que hacen fideos a mano a velocidad de Superman, a esos trabajadores que salen en los thumbnails tramadores de Youtube: “FASTEST WORKERS ALIVE 2021 VERSION. SEE WHAT HAPPENS!”. 

Pantallazo de búsqueda de “pato” en Google. 

El aprendizaje por experiencia -y observación- es el jardín infantil de los algoritmos. Ese jardín se llama Machine Learning -o aprendizaje automático-, un método de análisis de datos que automatiza la construcción analítica. Es decir, es la idea de que la máquina puede aprender desde los datos, analizando patrones y hasta tomando decisiones. El algoritmo es un bebé que acaba de ver un pato: la primera vez no sabe si es un perro, pero la segunda, la tercera, la enésima vez que lo ve, sabe que es un pato. Y así. Al punto de que si pregunto por patos no me van a aparecer en el buscador carros. 

pigpug.jpg 

La perdición del algoritmo son los pugs. Es que lo sobrecalienta. 

Tweet del pato conejo pasado por la inteligencia artificial de Google 

El pato conejo de Wittgenstein ilustraba el perspectivismo, las formas de ver. Si se ve “Como conejo” o “Como pato” depende de donde esté el ojo, variando así la percepción de la imagen sin que esta varíe o se mueva. Si el algoritmo de Google ve el pato conejo, el ojo pasa a ser la posición de la imagen: Si está girada entre 0-5 grados la Inteligencia artificial de Google la reconoce como pato; si está entre 5 y 40-50 grados, como un conejo. De ahí para arriba se sobrecalienta. 

Imágenes de animales en el cielo generadas por la inteligencia artificial de Google con el algoritmo de Deep Dream. 

Deep Dream es un algoritmo de procesamiento de imágenes creado por Google, que se basa en la enseñanza a sus computadoras en cuanto a la forma de ver, entender y apreciar nuestro mundo. Además, el algoritmo está formado por una red neuronal artificial, que fue entrenada mostrándole millones de imágenes como ejemplo, para así ajustar poco a poco los parámetros de la red neuronal hasta obtener la identificación de la imagen y clasificarla de la manera adecuada. 

En este programa de Inteligencia Artificial se originan ideas oníricas de Google, clasificando imágenes con solo “mirarlas”, para así reproducirlas o mejorarlas sobre la base de patrones formados durante el aprendizaje/entrenamiento. Muchas de las imágenes editadas muestran ojos de animales y sus caras, ya que es lo que el software ha sido entrenado para ver y reconocer. 

Tomado de: https://es.wikipedia.org/wiki/Deep_Dream 

Publicidad generada por mi algoritmo de Facebook 

EL algoritmo de Facebook clasifica todas las publicaciones disponibles y se basan en la probabilidad de que el usuario tenga una reacción positiva ante ese contenido. Que no encuentre más que darle «me gusta» y comentar. Facebook decidió hacerse pasar por tu mejor amiga en el 2019 y a preguntar a diestra y siniestra: ¿quiénes son tus amigos cercanos? ¿qué publicaciones encuentras valiosas? ¿dónde vives? ¿es importante este grupo de Facebook para ti? No pregunta cómo estoy porque eso no aporta a que publicidad me va a botar. 

A mi algoritmo de Facebook -y digo que es mío porque es el que me tiene estudiada- le parece que soy una tía con problemas de hierro y con gustos en el chisme mejicano. Además, cree que soy adicta al <<clickbait>>. 

  

Pantallazo de mi celular Google Photos 

La función de reconocimiento de Google fotos utiliza la herramienta de reconocimiento facial para organizarte las fotos del carrete. Google fotos separa también las fotos de mi gata: 

Gata 

Trozo de madera 

Gata 

Gata 

Gata 

Gata 

Gata 

Pantallazo de mi WhatsApp de Textos generados con Auto-fill 

Textos generados únicamente presionando el botón del centro de Auto-fill de Google en la aplicación de mensajería de WhatsApp. Aplicación en la que paso una cantidad absurda de mi tiempo y aún así, el algoritmo cree que soy tarzán. Sin embargo, a partir de todas mis conversaciones, el niño de fácil fiebre sabe datos de mi vida: 

En qué universidad estudio 

Si tengo mascota 

A dónde voy frecuentemente 

Qué expresiones uso 

Menos mal, el aprendizaje automatizado pareciera nunca ser capaz de hacer del algoritmo el maestro. 

Descargar para lectura:Marianna Velasco Z

20/5/2021

Psicodelia de la acción 

por: Irene Beltrán Valdez

Ele:ctricsheep-flock-247-47500-7

By: Scott Draves and the Electric Sheep

https://archive.org/details/electricsheepflock- 247-47500-7/00247%3D47517%3D47517%3D47517.avi

No sé si esta es una obra psicodélica pero efectivamente es lo que querría ver con alucinógenos. Arte psicodélico se refiere a toda creación artista que se desarrolle bajo el efecto de sustancias psicoactivas, ¿exceptuando las socialmente aceptadas? ¿Cómo alcohol, cigarrillos o café? Antes hablemos de las drogas, según la REAL Académica Española: 

Sobre todo las primeras definiciones: 

Me recuerdan Bukowski, ¿su obra podría definirse como literatura psicodélica?, porque este hombre muy poco hizo sobrio. Razón que justifica el desagrado general de su tiempo, no tenía filtro y a la sociedad perfecta del siglo XX gringo le daba dolor de barriga leerlo. Ahora son muchos que admiran su perversiones, como Tom Waits, otro hombre borracho. 

¿Cómo olvidar sus canciones de cuna? 

Que para escuchar toca confirmar la edad…

 

Airuin, gud naigt, Airuin

Airuin, gut naigt

Gut naigt Airuin

Gut naigt Airuin

Ail quistiu inmai drims

siguecantandopegandolaspalabras

 

Ai louf Airuin

Gotnous aidu

Ailojer tildesigous drai

Ifshieberloa noder

Aimgona teic morfin

Andai 

 

…Airuin, gud naigt, Airuin

Airuin, gut naigt

Gut naigt Airuin

Gut naigt Airuin

Ail quistiu inmai drims

Pero esta es una canción de negros realmente y mucho más inocente

Como padre que le canta a su hija

¿De dónde sacó que tomar morfina y die?

Los blancos con su apropiación cultural… 

Oh ¡miren! Aquí hay otro blanco que lo vuelve un country 

¿Se duerme mejor así? Debí aprovechar mejor este espacio, como buena mujer de este siglo, y hablar de artistas, en vez de quejarme. 

Siguiendo con la literatura y las drogas entonces hablemos de Pizarnik

https://www.elespanol.com/cultura/libros/20161010/161984556_0.html

 

La sociedad es tan perversa que su poema más conocido es el de su suicidio. 

Signos

Todo hace el amor con el silencio.

Me habían prometido un silencio como un fuego, una casa de silencio.

De pronto el templo es un circo y la luz un tambor. 

 

No, no es ese, pero con un simple verso se resume su mente.

No la entiendo.

También pasó con Storni,

Porque Mercedes Sosa cantó 

por la blanca arena que lame el mar, su pequeña huella no vuelve más…

 

A lo que le llamo el arte de amar la d

e c

a

d

e n

c i a

Desacargar para lectura: Irene Beltran