(,Vitheiajcp, A lt 11P-14r- v t

El arte VlVc-;.LITLi es la IWO a dl lo real, el documento urgent., el contacto

directo y total con lilnasua, los laEures, las gecten, creando situ-

41A-Dnes, lo iatrevito. Aswdstrar y encantrar el oh,jeto en su

Totalsente de acuerdo can el_ cine, reartalje y la literature como documento

vivo. Lb realidad sin retaque ni tree firmacion artistica. tioy en dis me

imports aus 4:4 star cualquier, col-,tovie u ro in ide en la calla o e un

trona au sicritor. “, o

De esti, mantra

se ex lice ,corcae, en los Liitii;ca etas, el arte 1Mtico recurrió de

una miners cansciente u jerarquizur el scar. rn nta saner. de descubrir la

tra cars f:( le remonl 7odo agaellu cue ;sadness :lensar c:Inscientesscateri tonuestru

razoninbe limits y curfews stay aiileente en estructrus cleaenales

y limitadas. KO ,sirece elAuendo anuello de cue “ands siempre en Uirec

ion contrasts a la que dees ir. la unica issnerh de liebor alpine sre”.

besos, no 24 si y lo ijj ntes, Beth’ n 1 cu_le 4sesaameeorke–ea..u—

oprommo atIlft / t

OM ail4aarovviwayrialwaxillftuarIllale_ai

demig

tv- 0011mummommommonmalmmemummilliiiiiiiir

f d

I 440111.11110111111211″0166111 NW ,

as ,uellbs que trasan cai zuatoe pbru ir de mi Cub. a lb

leria aon mas is ortuntea que loe,tadros que alA et exoneb. No 64 .uien

3 DAJO, pert) eLAdy totalaepte de ecuerdo.

Una obrb ti-ne seutido !Aentres ue l* here coat) eventura total, sin

saber lo que v e seceder. Jcs vez concluida, 10, no imA)rta, ze ha converctclANweilt

tido en us cadaver. ‘or lo tuntu ;:ejarloa en )am.Q,A artist:: actual hi, axdido

el ben tido de lb etInidad. las:Dien hay que terainbr 4n :OCO con in

ividad del :ublico. como debe .dbbar.

1

)

“” JAPRIES=11,

, . zir % 41VIVANI;k11.Ai ” Mte”1°1° ” 74Avt:#46ximpliwvourmi

a- iti–44,14INkvacavsaavnib.

ori z f

.

atlIni,

ve ,,,$.4senwsk

INIsmilinAiiiii, -iv,: ‘ V/

1

-“–zt-m-…:ii:,:g,:

s r i; ..]. carniceria , )buac(ri,

teutreaes, metro, morgue, call y de las 2roias ‘,:rx):.ti’%, ,L–)1,

.ialaga en up st.censor, eird du tuche0,rss s-.07re I

.sue ea major ? at o !lacer osto : r1, IMPs

  1. -4a

t

a:1,Lo010-4.K

‘4,A40P-Lievarlo verl o trvarlas b ver 1 1

v1404c0W4419.14-(6 j’

0 I

.

,

. propio lutes,

_ / ” –

– ,

  1. _,. . ..

e

its

– -a

310110;

4 I

LI

4

1

11 cuplic4, aublico,

Q1K11.:`– : .. ,-

NA,

.,…7.’ Z.: .. , 7:a ..0 4…, II. ‘ t, … 4 101341

iiiiiiii..

4.11I

‘ I I – . ,

.

, C. ,N10.1-

‘1.11-wIEN..Eileavrelalaigle,14.V: N1/4

at

ilivi.:1

li.mWilMiV .i.n…o.. i.t.A…tl.low.11!1!1 41110.

/VIOW2MVU4A l ,iaellh.i la 11 WWI

6;1011,

4M5;7″t /AMNIA– iakIlOraa/A4

AAA/

Lterca-,A . sag:Alf-

.

4,,z) . f

a

,.-..1.

ot….

Alltala

a#11F8

…;,_.,-, ’41 ,

‘-

1, li

0

i …

, ,

Iv ;, ia’1

v’le’r 1 17r n

ale.li’

go-

– _

–_,, .— .->-..4ic.”:11′:

..– . . –

6 .. .10….

t.,-..

4,2k

1Arvv,,,,v14/6″.^-vs

.

.

0

?iiitifrtwi

nip

‘ItItL4

S.Rno, ——-“7”——,

759619 This electronic version © 2015 ICAA | MFAH [2/2]

 

El arte vivo es la Aventura de lo real, el documento urgente, el contacto directo y total con las cosas, los lugares, las gentes, creando situaciones, lo imprevisto. Es mostrar y encontrar el objeto en su propio lugar. Totalmente de acuerdo con el cine, reportaje, y la literatura como documento vivo. La realidad sin retoque ni transformación artística. Hoy en día me importa más un ser cualquier, contando su propia vida en la calle o en tranvía que el relato técnico y pulido de un escritor. No lo tanto creo futuro sin detenerse en la temperatura sin imaginar. De esta manera explícita porque, en los últimos anos, el arte plástico recurrió de manera consciente a jerarquizar el azar. Era una manea de descubrir la otra cara de la razón. Todo aquello que podamos pensar conscientemente /toda nuestra razón / nos limita y caemos muy fácilmente en estructuras elementales limitadas. Me parece estupendo aquello de que “ando siempre en dirección contraria a la que debes ir. Es la única manera de llegar a alguna parte”.

Debemos, no sé si ya lo dije antes, salir a la calle. Las huellas que trazan mis zapatos para ir de mi casa a la galería son más importantes que los cuadres que allí se exponen. no sé quién lo dijo, pero estoy totalmente de acuerdo.

una obra tiene sentido mientras se la hace como aventura total, sin saber lo que va a suceder. una vez concluida, ya no importa, se ha convertido en un cadáver. Por lo tanto dejarlos o quemarlos en paz. El artista actual ha perdido el sentido de la eternidad. Tambien hay que terminar un poco con la pasividad del publico. El cuplico, como publico, debe acabar. Sucediendo, pudiendo suceder en cualquiera, al lado de las carnicerías, panaderías, mercados, sastrerías teatrales, metro, morgue, calles y de los propios prostíbulos si los hubiera.

Dialogo en un ascensor, mirando tachaduras sobre la pared

–Que es mejor? Esto o hacer esto?

-Esto

-Llevarlo a verlo o traerlos a ver?

 

Provocar una situación por medio de algo que luego será destruido.

Única obra.

de: https://i.pinimg.com/originals/15/66/2d/15662dd8b4df3d0296946c9ba2ed3109.jpg

“Una obra de arte puesta en una galería pierde su carga, se convierte en un objeto portátil o en una superficie desacoplada del mundo exterior. Una habitación blanca y vacía con luces es una sumisión al neutro. Las obras de arte vistas en estos espacios parecen atravesar una suerte de convalecencia estética. Son vistos como tantos inválidos inanimados, esperando a que los críticos los declaren curables o incurables. La función del guardián-curador es separar el arte del resto de la sociedad.”

Smithson, R. and Jack D. Flam (1996) Robert Smithson: The Collected Writings. The documents of twentieth-century art; Berkeley, CA: University of California Press.

Por: Breyner Huertas

Fotógrafo anónimo   

Alfred Eisenstaedt – V-J Day in Times Square

Como si el material supiera sobre las imágenes que soporta, un documento conservado por nadie y en la memoria de nadie tiene un hongo justo donde vemos un beso.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como si los fluidos fueran de verdad (como si hubieran fluidos de beso) el papel se ha entregado al reino fungi como material orgánico que sigue siendo, a pesar de todo y su plastificado. [1]

 

 

Como si el material no supiera sobre las imágenes que soporta, un documento conservado por todos y en la memoria de todos está impecablemente reproducido, nítido y limpio en todas sus copias. Vemos el instante un millón de veces traicionado de un beso.

 

Como si ignorara todo sobre su propia naturaleza, este documento se ha entregado al reino de lo inolvidable, pasando de papel en papel y de formato en formato, disponible siempre.[2]

[1] Posteriormente el beso de las telenovelas intenta emular esta privacidad latinoamericana (como tesoro del amotinamiento) con un eje de tres o dos cámaras, cerrando aún más el plano, emulando la sombra del árbol con el marco de la pantalla y un fondo plano de habitación. Esto obviamente no es un postulado sobre el beso en la telenovela; solo surge a la luz (sombra) de esta divagación.

[2] Posteriormente el cine intenta emular esta espectacularidad en un gesto tan común como lo es un beso y crea el maravilloso beso entre el hombre araña y su novia, en el que él cuelga de cabeza (como un torturado) y la besa mientras llueve; la lluvia da cuenta aquí de la cantidad de comas que tiene el guión y también, en sentido general, de la presencia testimonial de un público en potencia que verá y aplaudirá el beso. Este público obviamente está dentro de la cabeza del hombre araña, porque como espectadores estamos dentro de la cabeza de los personajes. Esta inversión es extraña pero es a lo que desemboca toda la filosofía.

El beso es una pantalla; fase común de los dos documentos, una especie de barrera espejo en donde se hace esta reflexión: la suma imposible de dos cavidades.

El beso es suspensión del habla; de dos hablas. Con respecto a los documentos, cada imagen es eyectada lo más lejos posible entre sí, porque al unirlas (juntarlas a cada lado de la pantalla/cavidad/barrera) se diferencian y se afectan. Las imágenes se besan.

Los niños ponen sus juguetes a besarse, por lo general las muñecas con los soldados; acá estamos poniendo las fotos a besarse. Y las fotos son también imágenes de besos.

Son tres besos los que vemos aquí.

Como si alguien besara su propio reflejo en el espejo (una cavidad contra una superficie, ejercicio narcisista) mientras alguien lo observa y a su vez este alguien se ve en el espejo espiando, y el reflejo le sugiere que ya no debe mirar más (una cavidad contra su propia cavidad – ejercicio autocrítico).

Al leer se suspende el habla del lector y el habla del escritor; lo que se despliega es otra cosa pero no una voz en el sentido de que no emana desde una cavidad sino que emana desde una superficie, desde o hacía el texto. Signos que por lo general se manifiestan  negros sobre blanco, punto sobre papel blanco contrario a las constelaciones.

No ganar no es necesariamente perder. En el medio, siendo la noción de medio no como la mitad sino como el lapso entre dos cosas, zona gris, área-media, canal-medio, manera-puente, no hay signo sino constelación. Hay cavidad.

 

En la fotografía anónima:

 

Se desconoce su autor.

 

Se desconoce su ubicación: es en la sombra, debajo de un árbol, al parecer en el campo o zona verde.

 

Es un beso al parecer amoroso.

 

Es el beso de una relación entre una pareja.

 

Es un beso periódico. Un beso cultivado con tiempo. Perduró en las cavidades.

 

Paradójico que el hecho de ser anónimo asegura su humanidad, su personalidad: son personas.

 

Es un beso solitario, aburrido para el testigo (si nos preguntamos sobre el fotógrafo de la escena) e íntimo.

 

El militar está en medio de una guerra sin inicio y sin fin delimitado. Décadas de conflicto con bordes borrosos y roles ambiguos (el malo que no es malo, el bueno que no es bueno, las guerrillas, los paramilitares…) una guerra sin programa.

 

El día de la foto, la guerra permanece (como la relación del militar), ha existido antes y después del beso  (encuentro/pantalla) y antes y después de la foto (encuentro/pantalla).

 

El clic de la cámara es efímero, se pierde entre el tiempo.

 

La mujer abraza al militar, que le corresponde por la cintura. Su posición es la de entrega al momento.

 

La mujer tiene maquilladas las uñas; quizá porque el encuentro es especial y hay cierta preparación ritual para este instante. La foto es la importancia del instante.

 

No hay un aparato mediático que intente buscar a los protagonistas de la imagen. Su beso es efímero y no le importa sino a ellos dos, que buscaron guardar el recuerdo. No hay relato.

 

Es una foto a color.

 

El beso del militar está concentrado, parece que ambos descansan en el beso, no hay tensión ni el beso quiere ser beso ante el mundo.

 

El documento tiene hongo, es único y no debería estar en esta reflexión.

 

 

 

 

En la fotografía de Alfred Eisenstaedt:

 

Se conoce su autor.

 

Se sabe su ubicación: es a la intemperie. En la mitad de la calle, en el Time Square.

 

 

Es un beso efusivo.

 

Es un beso entre desconocidos.

 

Es un beso único. Unidad, como muestra, ejemplo, ítem. Perdura en los documentos.

 

Es un beso entre arquetipos (marine y enfermera).

 

 

Es un beso público, masivo, espectacular: tiene espectadores y no testigos. El documento crea la tarima.

 

El marine está en un punto delimitado, exacto, argumento nuclear, preciso, de roles específicos y con fechas claras. Una guerra de programa que claramente finalizó ese día. Una guerra corporativa, con deadline.

 

El día de la foto esa guerra se acabó. El marine celebra la victoria de su ejército sobre el Japón. La guerra existía antes de la foto y después de la foto ya no (pantalla)

El clic de la cámara tiene un peso trascendental, se revive constantemente.

La mujer no abraza al militar, que la toma por la cintura; su posición es la del objeto que se toma o se dispone.

La foto no da cuenta de un instante sino que pretende anclar una época: el instante representa (y descarga) un lapso de tiempo y el documento carga un hito histórico.

 

El aparato mediático en torno a la foto se encargó de encontrar, décadas después del beso, a los protagonistas y así ampliar los relatos de la imagen.

 

 

Es una foto a blanco y negro.

 

El beso del marine es análogo a una atención salvavidas boca a boca, a un gesto exacerbado del beso que quiere parecer beso, ante el mundo.

 

El documento se ha copiado innumerables veces, existe incluso sin soporte como memoria colectiva y digital en muchos lugares.

A lo último vemos los dos documentos, yuxtapuestos encontrándose el uno y el otro en función de unos lectores que somos cavidades y que vemos besos (y que estamos en cavidades)… y la memoria colectiva (condición célebre) que posee el documento estadounidense se riega sobre el otro documento y en sentido contrario la intimidad o la connotación amorosa de la foto latinoamericana (condición anónima) unta al otro documento y resulta que cada imagen es lo que en el fondo hubiéramos querido que fuese la otra, pero nunca entre los dos hubieran podido componer una sola imagen, porque se es una cosa u otra y no dos a la vez. La única manera de ser dos a la vez es en el beso, cuando se suman las cavidades. Recuerdo el molde de la mordida que hace el odontólogo para diagnosticar ortodoncia, con algo parecido se podría hacer un vaciado de exacto de la boca propia y la de alguien y pegar los dos vaciados en yeso; pero no serían ya cavidades sino documentos…

29/6/2018

Arte Vivo

(,Vitheiajcp, A lt 11P-14r- v t

El arte VlVc-;.LITLi es la IWO a dl lo real, el documento urgent., el contacto

directo y total con lilnasua, los laEures, las gecten, creando situ-

41A-Dnes, lo iatrevito. Aswdstrar y encantrar el oh,jeto en su

Totalsente de acuerdo can el_ cine, reartalje y la literature como documento

vivo. Lb realidad sin retaque ni tree firmacion artistica. tioy en dis me

imports aus 4:4 star cualquier, col-,tovie u ro in ide en la calla o e un

trona au sicritor. “, o

De esti, mantra

se ex lice ,corcae, en los Liitii;ca etas, el arte 1Mtico recurrió de

una miners cansciente u jerarquizur el scar. rn nta saner. de descubrir la

tra cars f:( le remonl 7odo agaellu cue ;sadness :lensar c:Inscientesscateri tonuestru

razoninbe limits y curfews stay aiileente en estructrus cleaenales

y limitadas. KO ,sirece elAuendo anuello de cue “ands siempre en Uirec

ion contrasts a la que dees ir. la unica issnerh de liebor alpine sre”.

besos, no 24 si y lo ijj ntes, Beth’ n 1 cu_le 4sesaameeorke–ea..u—

oprommo atIlft / t

OM ail4aarovviwayrialwaxillftuarIllale_ai

demig

tv- 0011mummommommonmalmmemummilliiiiiiiir

f d

I 440111.11110111111211″0166111 NW ,

as ,uellbs que trasan cai zuatoe pbru ir de mi Cub. a lb

leria aon mas is ortuntea que loe,tadros que alA et exoneb. No 64 .uien

3 DAJO, pert) eLAdy totalaepte de ecuerdo.

Una obrb ti-ne seutido !Aentres ue l* here coat) eventura total, sin

saber lo que v e seceder. Jcs vez concluida, 10, no imA)rta, ze ha converctclANweilt

tido en us cadaver. ‘or lo tuntu ;:ejarloa en )am.Q,A artist:: actual hi, axdido

el ben tido de lb etInidad. las:Dien hay que terainbr 4n :OCO con in

ividad del :ublico. como debe .dbbar.

1

)

“” JAPRIES=11,

, . zir % 41VIVANI;k11.Ai ” Mte”1°1° ” 74Avt:#46ximpliwvourmi

a- iti–44,14INkvacavsaavnib.

ori z f

.

atlIni,

ve ,,,$.4senwsk

INIsmilinAiiiii, -iv,: ‘ V/

1

-“–zt-m-…:ii:,:g,:

s r i; ..]. carniceria , )buac(ri,

teutreaes, metro, morgue, call y de las 2roias ‘,:rx):.ti’%, ,L–)1,

.ialaga en up st.censor, eird du tuche0,rss s-.07re I

.sue ea major ? at o !lacer osto : r1, IMPs

  1. -4a

t

a:1,Lo010-4.K

‘4,A40P-Lievarlo verl o trvarlas b ver 1 1

v1404c0W4419.14-(6 j’

0 I

.

,

. propio lutes,

_ / ” –

– ,

  1. _,. . ..

e

its

– -a

310110;

4 I

LI

4

1

11 cuplic4, aublico,

Q1K11.:`– : .. ,-

NA,

.,…7.’ Z.: .. , 7:a ..0 4…, II. ‘ t, … 4 101341

iiiiiiii..

4.11I

‘ I I – . ,

.

, C. ,N10.1-

‘1.11-wIEN..Eileavrelalaigle,14.V: N1/4

at

ilivi.:1

li.mWilMiV .i.n…o.. i.t.A…tl.low.11!1!1 41110.

/VIOW2MVU4A l ,iaellh.i la 11 WWI

6;1011,

4M5;7″t /AMNIA– iakIlOraa/A4

AAA/

Lterca-,A . sag:Alf-

.

4,,z) . f

a

,.-..1.

ot….

Alltala

a#11F8

…;,_.,-, ’41 ,

‘-

1, li

0

i …

, ,

Iv ;, ia’1

v’le’r 1 17r n

ale.li’

go-

– _

–_,, .— .->-..4ic.”:11′:

..– . . –

6 .. .10….

t.,-..

4,2k

1Arvv,,,,v14/6″.^-vs

.

.

0

?iiitifrtwi

nip

‘ItItL4

S.Rno, ——-“7”——,

759619 This electronic version © 2015 ICAA | MFAH [2/2]

 

El arte vivo es la Aventura de lo real, el documento urgente, el contacto directo y total con las cosas, los lugares, las gentes, creando situaciones, lo imprevisto. Es mostrar y encontrar el objeto en su propio lugar. Totalmente de acuerdo con el cine, reportaje, y la literatura como documento vivo. La realidad sin retoque ni transformación artística. Hoy en día me importa más un ser cualquier, contando su propia vida en la calle o en tranvía que el relato técnico y pulido de un escritor. No lo tanto creo futuro sin detenerse en la temperatura sin imaginar. De esta manera explícita porque, en los últimos anos, el arte plástico recurrió de manera consciente a jerarquizar el azar. Era una manea de descubrir la otra cara de la razón. Todo aquello que podamos pensar conscientemente /toda nuestra razón / nos limita y caemos muy fácilmente en estructuras elementales limitadas. Me parece estupendo aquello de que “ando siempre en dirección contraria a la que debes ir. Es la única manera de llegar a alguna parte”.

Debemos, no sé si ya lo dije antes, salir a la calle. Las huellas que trazan mis zapatos para ir de mi casa a la galería son más importantes que los cuadres que allí se exponen. no sé quién lo dijo, pero estoy totalmente de acuerdo.

una obra tiene sentido mientras se la hace como aventura total, sin saber lo que va a suceder. una vez concluida, ya no importa, se ha convertido en un cadáver. Por lo tanto dejarlos o quemarlos en paz. El artista actual ha perdido el sentido de la eternidad. Tambien hay que terminar un poco con la pasividad del publico. El cuplico, como publico, debe acabar. Sucediendo, pudiendo suceder en cualquiera, al lado de las carnicerías, panaderías, mercados, sastrerías teatrales, metro, morgue, calles y de los propios prostíbulos si los hubiera.

Dialogo en un ascensor, mirando tachaduras sobre la pared

–Que es mejor? Esto o hacer esto?

-Esto

-Llevarlo a verlo o traerlos a ver?

 

Provocar una situación por medio de algo que luego será destruido.

Única obra.

de: https://i.pinimg.com/originals/15/66/2d/15662dd8b4df3d0296946c9ba2ed3109.jpg

14/6/2018

Objeto

“Una obra de arte puesta en una galería pierde su carga, se convierte en un objeto portátil o en una superficie desacoplada del mundo exterior. Una habitación blanca y vacía con luces es una sumisión al neutro. Las obras de arte vistas en estos espacios parecen atravesar una suerte de convalecencia estética. Son vistos como tantos inválidos inanimados, esperando a que los críticos los declaren curables o incurables. La función del guardián-curador es separar el arte del resto de la sociedad.”

Smithson, R. and Jack D. Flam (1996) Robert Smithson: The Collected Writings. The documents of twentieth-century art; Berkeley, CA: University of California Press.

14/6/2018

No ganar no es necesariamente perder

Por: Breyner Huertas

Fotógrafo anónimo   

Alfred Eisenstaedt – V-J Day in Times Square

Como si el material supiera sobre las imágenes que soporta, un documento conservado por nadie y en la memoria de nadie tiene un hongo justo donde vemos un beso.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como si los fluidos fueran de verdad (como si hubieran fluidos de beso) el papel se ha entregado al reino fungi como material orgánico que sigue siendo, a pesar de todo y su plastificado. [1]

 

 

Como si el material no supiera sobre las imágenes que soporta, un documento conservado por todos y en la memoria de todos está impecablemente reproducido, nítido y limpio en todas sus copias. Vemos el instante un millón de veces traicionado de un beso.

 

Como si ignorara todo sobre su propia naturaleza, este documento se ha entregado al reino de lo inolvidable, pasando de papel en papel y de formato en formato, disponible siempre.[2]

[1] Posteriormente el beso de las telenovelas intenta emular esta privacidad latinoamericana (como tesoro del amotinamiento) con un eje de tres o dos cámaras, cerrando aún más el plano, emulando la sombra del árbol con el marco de la pantalla y un fondo plano de habitación. Esto obviamente no es un postulado sobre el beso en la telenovela; solo surge a la luz (sombra) de esta divagación.

[2] Posteriormente el cine intenta emular esta espectacularidad en un gesto tan común como lo es un beso y crea el maravilloso beso entre el hombre araña y su novia, en el que él cuelga de cabeza (como un torturado) y la besa mientras llueve; la lluvia da cuenta aquí de la cantidad de comas que tiene el guión y también, en sentido general, de la presencia testimonial de un público en potencia que verá y aplaudirá el beso. Este público obviamente está dentro de la cabeza del hombre araña, porque como espectadores estamos dentro de la cabeza de los personajes. Esta inversión es extraña pero es a lo que desemboca toda la filosofía.

El beso es una pantalla; fase común de los dos documentos, una especie de barrera espejo en donde se hace esta reflexión: la suma imposible de dos cavidades.

El beso es suspensión del habla; de dos hablas. Con respecto a los documentos, cada imagen es eyectada lo más lejos posible entre sí, porque al unirlas (juntarlas a cada lado de la pantalla/cavidad/barrera) se diferencian y se afectan. Las imágenes se besan.

Los niños ponen sus juguetes a besarse, por lo general las muñecas con los soldados; acá estamos poniendo las fotos a besarse. Y las fotos son también imágenes de besos.

Son tres besos los que vemos aquí.

Como si alguien besara su propio reflejo en el espejo (una cavidad contra una superficie, ejercicio narcisista) mientras alguien lo observa y a su vez este alguien se ve en el espejo espiando, y el reflejo le sugiere que ya no debe mirar más (una cavidad contra su propia cavidad – ejercicio autocrítico).

Al leer se suspende el habla del lector y el habla del escritor; lo que se despliega es otra cosa pero no una voz en el sentido de que no emana desde una cavidad sino que emana desde una superficie, desde o hacía el texto. Signos que por lo general se manifiestan  negros sobre blanco, punto sobre papel blanco contrario a las constelaciones.

No ganar no es necesariamente perder. En el medio, siendo la noción de medio no como la mitad sino como el lapso entre dos cosas, zona gris, área-media, canal-medio, manera-puente, no hay signo sino constelación. Hay cavidad.

 

En la fotografía anónima:

 

Se desconoce su autor.

 

Se desconoce su ubicación: es en la sombra, debajo de un árbol, al parecer en el campo o zona verde.

 

Es un beso al parecer amoroso.

 

Es el beso de una relación entre una pareja.

 

Es un beso periódico. Un beso cultivado con tiempo. Perduró en las cavidades.

 

Paradójico que el hecho de ser anónimo asegura su humanidad, su personalidad: son personas.

 

Es un beso solitario, aburrido para el testigo (si nos preguntamos sobre el fotógrafo de la escena) e íntimo.

 

El militar está en medio de una guerra sin inicio y sin fin delimitado. Décadas de conflicto con bordes borrosos y roles ambiguos (el malo que no es malo, el bueno que no es bueno, las guerrillas, los paramilitares…) una guerra sin programa.

 

El día de la foto, la guerra permanece (como la relación del militar), ha existido antes y después del beso  (encuentro/pantalla) y antes y después de la foto (encuentro/pantalla).

 

El clic de la cámara es efímero, se pierde entre el tiempo.

 

La mujer abraza al militar, que le corresponde por la cintura. Su posición es la de entrega al momento.

 

La mujer tiene maquilladas las uñas; quizá porque el encuentro es especial y hay cierta preparación ritual para este instante. La foto es la importancia del instante.

 

No hay un aparato mediático que intente buscar a los protagonistas de la imagen. Su beso es efímero y no le importa sino a ellos dos, que buscaron guardar el recuerdo. No hay relato.

 

Es una foto a color.

 

El beso del militar está concentrado, parece que ambos descansan en el beso, no hay tensión ni el beso quiere ser beso ante el mundo.

 

El documento tiene hongo, es único y no debería estar en esta reflexión.

 

 

 

 

En la fotografía de Alfred Eisenstaedt:

 

Se conoce su autor.

 

Se sabe su ubicación: es a la intemperie. En la mitad de la calle, en el Time Square.

 

 

Es un beso efusivo.

 

Es un beso entre desconocidos.

 

Es un beso único. Unidad, como muestra, ejemplo, ítem. Perdura en los documentos.

 

Es un beso entre arquetipos (marine y enfermera).

 

 

Es un beso público, masivo, espectacular: tiene espectadores y no testigos. El documento crea la tarima.

 

El marine está en un punto delimitado, exacto, argumento nuclear, preciso, de roles específicos y con fechas claras. Una guerra de programa que claramente finalizó ese día. Una guerra corporativa, con deadline.

 

El día de la foto esa guerra se acabó. El marine celebra la victoria de su ejército sobre el Japón. La guerra existía antes de la foto y después de la foto ya no (pantalla)

El clic de la cámara tiene un peso trascendental, se revive constantemente.

La mujer no abraza al militar, que la toma por la cintura; su posición es la del objeto que se toma o se dispone.

La foto no da cuenta de un instante sino que pretende anclar una época: el instante representa (y descarga) un lapso de tiempo y el documento carga un hito histórico.

 

El aparato mediático en torno a la foto se encargó de encontrar, décadas después del beso, a los protagonistas y así ampliar los relatos de la imagen.

 

 

Es una foto a blanco y negro.

 

El beso del marine es análogo a una atención salvavidas boca a boca, a un gesto exacerbado del beso que quiere parecer beso, ante el mundo.

 

El documento se ha copiado innumerables veces, existe incluso sin soporte como memoria colectiva y digital en muchos lugares.

A lo último vemos los dos documentos, yuxtapuestos encontrándose el uno y el otro en función de unos lectores que somos cavidades y que vemos besos (y que estamos en cavidades)… y la memoria colectiva (condición célebre) que posee el documento estadounidense se riega sobre el otro documento y en sentido contrario la intimidad o la connotación amorosa de la foto latinoamericana (condición anónima) unta al otro documento y resulta que cada imagen es lo que en el fondo hubiéramos querido que fuese la otra, pero nunca entre los dos hubieran podido componer una sola imagen, porque se es una cosa u otra y no dos a la vez. La única manera de ser dos a la vez es en el beso, cuando se suman las cavidades. Recuerdo el molde de la mordida que hace el odontólogo para diagnosticar ortodoncia, con algo parecido se podría hacer un vaciado de exacto de la boca propia y la de alguien y pegar los dos vaciados en yeso; pero no serían ya cavidades sino documentos…