porlasgalerias

Profesora del Departamento de Arte gana becas de Idartes

Laura Palma noticias

Por las galerías

Por: Carolina Cerón.

Por las Galerías se titulaba una columna del periodista Jorge Moreno Clavijo publicada todos los domingos en la sección Lecturas Dominicales del periódico El Tiempo entre 1970 y 1987. En esta columna, Moreno hacía un comentario general sobre una o varias exposiciones de arte inauguradas durante el último mes en galerías, museos, instituciones culturales y otros espacios afines en Bogotá. Por las galerías es un proyecto de investigación de archivo que plantea un recorrido histórico y crítico “por las galerías” que han existido en Bogotá desde 1948 – año en el que se funda Galerías de Bogotá S.A., el primer establecimiento concentrado en la comercialización de arte- hasta el presente, con el desarrollo de circuitos urbanos de arte en la ciudad. Se contemplan en este proyecto: galerías, espacios independientes y autogestionados, centros culturales, salas de exhibición vinculadas a empresas privadas y se excluye la figura del museo. El proyecto busca crear un directorio de esta tipología de espacios hasta el año 2018.

En 1948 se inauguró en un local sobre la Avenida Jiménez Galerías de Bogotá S.A. la primera galería comercial fundada con el objetivo de promover artistas nacionales. Tres años después, en 1951, cerró por problemas económicos. Posteriormente, entre 1950 y 1970, se establecieron aproximadamente 20 galerías comerciales entre las que se encontraban Bucholz, El Callejón, Arte Independencia, Galería Meindl, Galería Marta Traba y Galería Belarca, entre otras, de las cuales ninguna continúa abierta. En las décadas de los 70 y 80 se exacerbó la creación de espacios en la ciudad, de los cuales continúan funcionando, bajo otro nombre, Garcés Velásquez Galería y Galería El Museo. Con el incremento de espacios independientes en los barrios San Felipe y La Macarena, cabe preguntarse: ¿cuál es su incidencia en el circuito artístico actual?, ¿merece la pena mirar hacia atrás para revisar los espacios comerciales e independientes de circulación del arte en Bogotá?, ¿puede esta información arrojar tendencias y sugerir tipologías de espacios de circulación? Los directorios de espacios de circulación como Arte-Circuito de la Fundación Arteria constituyen un repositorio vigente para acercarse al público y crear un enlace con espacios independientes, galerías y otros espacios de exhibición; sin embargo, esta propuesta establece una mirada al pasado que, con un grado de amplitud -desde 1948 hasta 2018- permite revisar y categorizar con una mirada curatorial dichos espacios. Examinar el desarrollo de los espacios de difusión del arte en Bogotá posibilita entender también el desarrollo de ciertos artistas y de la actividad cultural.

Esta propuesta comienza con la organización del archivo físico de invitaciones a exposiciones y recortes de prensa de galerías comerciales y espacios independientes que la artista Beatriz González recopila desde 1948. A este archivo personal se han sumado y se seguirán sumando otros archivos personales y públicos que han ido configurando un nuevo archivo y que permiten alejarse de las figuras que los construyen. La investigación comprende también la revisión del archivo de Eduardo Ramírez Villamizar, Artnexus, Revista Plástica, Re-vista arte y arquitectura en América Latina, revista Fotografía Contemporánea, los periódicos El Tiempo y El Espectador, revista Diners, revista Diarte, revista Arteria, la colección de Carteles, Folletos y Hojas de la Biblioteca Nacional y el Archivo General de la Nación, entre otros. A partir de estas y otras fuentes, el proyecto propone una investigación en la cual se catalogará la creación de espacios de circulación para las artes plásticas y visuales en Bogotá, en iniciativas privadas y públicas desde 1948 hasta el 2018.

En este proyecto trabajamos José Ruiz, Natalia Gutiérrez y Carolina Cerón, y se han unido como asistentes Paula Leuro y Juliana Rozo. Este año ganamos la Beca de Investigación en Artes Plásticas de Idartes y la Beca Espacios en Residencia de El Parqueadero en el Museo Mamu, ambas del programa distrital de estímulos de Idartes.

En el caso de El Parqueadero, hicimos una exposición en la cual se imprimieron los más de 10.000 ítems digitalizados con los que cuenta el archivo. 350 cajas ubicadas en el espacio contienen información sobre cada espacio independiente y galería que tenemos referenciado. Es probable que falten algunas, incluso algunas cajas se encuentran vacías, pues nos falta información; invitamos a quien la tenga a compartirla con nosotros. La propuesta es sacar el proceso de investigación de la comodidad de su privacidad y darle un vuelco: volverlo un experimento colectivo. El espacio de laboratorio en El Parqueadero nos permite traducir el archivo digital a un lugar y jugar espacialmente con él: ubicarlo, pensar las imágenes en relación con el espacio, cambiarlas de lugar, mirarlas, otorgarles un orden cronológico o poder explorar entre la cronología y el eje; darle un sentido de clasificación o, en otras palabras, dejarlo hablar.

Responder a la pregunta ¿qué es una galería? es sencillo, pero a través de una relación horizontal con los participantes y el público podemos complejizarla: una galería de fotos, enuncian las páginas web; la galería se le llama a la plaza de mercado en algunos lugares del país, Galerías es un centro comercial que da su nombre a un barrio neurálgico en Bogotá, las galerías son los espacios debajo de los palcos en una sala de teatro y es también la forma de referirse a salas de exposición, establecimientos comerciales de arte o espacios auto gestionados. Queremos invitar a participantes de otras disciplinas –por ejemplo, una persona que trabaja en una plaza de mercado, un historiador que cuente la historia de un barrio, un arquitecto – y con el público crear una infraestructura de mediación que permita jugar con el archivo y con los posibles significados y usos de la palabra y las imágenes que lo componen, y que permita que otros lo intervengan y experimenten con prácticas de visualización.