Una noche y varias formas

El relato

Una vez estuve con dos personas saliendo de un concierto en el estadio, borrachos. Caminamos en la noche hacia el oriente, aproximadamente veintitrés cuadras, mientras me encontraba en medio de un ataque de hipo.

Negación

No éramos cinco ni siete, éramos tres personas. Tampoco era una misa o un almuerzo, era un concierto. No era un parque o una casa, sino un estadio. No íbamos sobrios ni drogados, íbamos borrachos. No era una ruta hacia el norte o el sur, era al oriente. Tampoco fueron treinta ni cuarenta, fueron veintitrés cuadras. No era un ataque de pánico o epilepsia, era de hipo.

Exclamación 

¡Qué dicha! ¡Un concierto! ¡y lo mejor! ¡acompañada de dos persona increíbles! ¡Qué emoción que sea en el estadio! ¡Creo que vi un puesto de cerveza!, ¡me encanta la cerveza!, ¡iré por una!       ¡Este es el escenario más maravilloso que he visto! ¡El show acabó!, ¡me siento ebria!, ¡creo que tomamos mucha cerveza! ¡Qué chistoso! ¡Estamos saliendo abrazados para sostenernos!, ¡las personas nos miran riendo! ¡Dios! ¡Ahora debemos llegar a la casa! ¡y claro!, ¡no hay transporte!, ¡a caminar! ¡Qué horror!, ¡no encontramos taxi!, ¡llevamos caminando mucho tiempo!, ¡diría que unas diez cuadras! ¡Qué frío hace hoy! ¡Mis pies!, ¡cómo me duelen los pies! ¡Tengo hipo! ¡No puedo controlarlo! ¡Los demás se ríen de mi hipo!, ¡me hacen reír! ¡Paramos para reírnos!, ¡maldito hipo! ¡Quiero que alguien me asuste! Ya avanzamos, ¡seis cuadras más cerca! ¡Sigo con el puto hipo! ¡y lo peor!, ¡el frío no ayuda!, ¡menos caminar mientras me río! ¡Un momento! ¡Reconozco esta calle! ¡No puedo creer que caminamos veintitrés cuadras!, ¡se fue rapidísimo! ¡Ayuda! ¡He tenido hipo todo el camino! Esperen, ¡creo que paró! ¡Por fin! ¡Qué alivio! Ay, ¡mierda! ¡Aún tengo! ¡Aún tengo!

Tu sabes

Pues, tú sabes, iba con dos personas saliendo de un concierto en el estadio. Habíamos bebido, tú sabes, cerveza; así que estábamos borrachos. Después caminamos bastante, o sea, tú sabes, unas veintitrés cuadras, más o menos. Además la ruta era derecho, tú sabes, hacia el oriente; entonces si mezclas alcohol con, tú sabes, actividad física y la noche, terminarás con esas contracciones involuntarias del diafragma, tú sabes, hipo. Pero me refiero a un periodo bastante largo de esto, tú sabes, un ataque. 

Retrógrado 

Tenía un ataque de hipo cuando caminaba, creo que fueron veintitrés cuadras, hacia el oriente. Era de noche y nos encontrábamos borrachos, aquellos que salimos del estadio después de un concierto. Estaba con dos personas.