El paraíso es un baño.

Este es el pequeño paraíso que aún nos queda desde el edén; uno cuyas puertas se nos aparecen en el duro concreto de una esquina, en el musgo que crece sobre un árbol, en los azulejos que acarician nuestras manos; uno cuyas puertas nos encierran para que ni Dios nos vea; uno en cuyas puertas… Seguir leyendo El paraíso es un baño.

Duermiendo, pecando, amando.

Con qué cuidado removí esos pelos, esos vellos de su ingle, de mis labios – cuando en tus profundidades, bajo las sábanas de fresas silvestres él puso su boca en el chorro de un manantial desbordante e hizo gorjear su garganta y con cuánta dulzura contemplé su nuca temblando mientras su garganta gorjeaba- cuando se sintió… Seguir leyendo Duermiendo, pecando, amando.

Baños

Los orinales estaban fuera de servicio. Entré al retrete, me senté y mientras miraba el celular me prendí. Al rato alguien entró al del lado. Yo me quede quieto mientras terminaba. ¿Qué tanto dura una meada? Pero el sonido de tu jean rozando tu mano una y otra vez te delataba. Con mi pie golpeé… Seguir leyendo Baños

Bajo la falda

Ese día a eso de las ocho me empecé a arreglar. Me hice las uñas de rojo para combinar con las sombras de mis ojos. Me gusta la forma en que realza el verde de mi mirada. Un poco de delineador, peinarme las cejas, y ya está. Algo sencillo y bonito. Me pongo unos aros… Seguir leyendo Bajo la falda

Chupando de una colilla.

Con un sabor particular todas. Con un olor singular todas. Y disfruto probarlas todas, mas una oscura, una sólida, robusta, vigorosa con color, nunca ha rozado mis labios. La que ahora dirijo hacia mi boca blanca. Con unas cuarenta y dos venas cruzando de punta a base, rematando con dos bolas que me encanta explotar,… Seguir leyendo Chupando de una colilla.

Él, él, y yo.

Él es frio, él cálido, y yo tibio. Él es cobrizo, él es castaño, y yo, yo rubio. Él blanco y él negro; yo, amarillo. Él es el del medio. Él es el mayor. Y yo claro, el menor. Él es alto. Él es alto. Y yo, yo no soy alto. Él es Leo. Él… Seguir leyendo Él, él, y yo.

garbanzos

Creo que no hay orden, o más bien uno sino varios. Creo que tampoco hay puntuación, entonces la olvidaré es difícil solo escribir y escribir desaprendiendo todo lo que ya sabes el orden de las letras para formar palabras con significado otorgados son el sentido del lenguaje en sí pero mientras sigo y sigo escribiendo… Seguir leyendo garbanzos