sabrá dios y la virgen

 Darle respuesta ni me dio la pregunta y asumió que yo la sabía pues porque sí sé algunas cosas pero a este punto de lo que estamos haciendo sabrá dios y la virgen a que es lo que tengo que responder le digo yo que es que uno no siempre puede ser una culicagada emocionalmente valehuevo y ella responde que está bien aún así lo diga azul y no del rgb me parece es que esto de decir las cosas como son me pone igual que cuando toco la comida mojada al fondo del lavaplatos bajo yo la mano a sacar un arroz mojado y me lo pasa la madre cabeza de familia de las cosas horrorosas que viven en mi sifón se me pone la piel de punta menos mal mis guantes de lavar que por cierto son rosados le quitan como cierta babosidad a los restos mojados del fondo de seguro si fueran amarillos se sentiría igual de inmundo y no le pasa que ese guante le da como cierta vanidad a mi si yo realmente solo lavo la loza para verme titina con los guantes rosados entonces por cada tres platicos que lavo me tomo un descanso para ir a posar con esos guantes tan divinos que tengo como unos marcadores que compre a un precio absurdamente caro para mi bolsillo estudiantil o bueno tacaño ayer en la panamericana tuve que comprar esos porque como no salí de mi casa antes me toco pilotear la situación y con esto sigue una confesión desobediente me fui a una fiesta el sábado en plena patricia en plena portón en plena pandemia un montón de extranjeros con drogas aquí y allá y yo poniendo el pie durísimo ey no hoy no voy a meter esas cosas del mismísimo uñón para mis sorpresa a las 6 horas le estaba diciendo a mi gata que no podía abandonar el pregrado de arte porque yo se lo estaba pagando mi hermana hija de mi mamá por supuesto pensó que se me había entrado un demonio ay jesus dios nos libre más bien que nos libre de los gatos desertadores de pregrados falta de respeto y por eso es que terminé en la panamericana es un hecho que nadie en su sano juicio dice uy tengo que comprar unos materiales Google donde queda la panamericana más cercana a menos de que en serio lo necesite fui entonces a comprar mis marcadores para hacer unos filtros y preciso en el camino encontramos sí es que éramos dos yo y mi amiga paloma un punto de perdición el dollar city entremos que necesito comprar un cuaderno salimos con un cepillo en forma de pingüino con chupa para pegar al lavamanos que da ganas hasta de llorar muy lindo un paquete de zunchos o bueno las maricaditas esas para amarrar las maletas en los paseos y que no le saquen a uno los cucos en el aeropuerto un paquete de dulces que son como las frunas pero gringas y saben dizque a rosado como mis guantes de la loza y a ácido como el guardado al fondo de la loza unas maripositas para pegar en la pared que a mi me parecieron horribles pero a paloma no unos esferos que tres horas después de comprarlos nos dimos cuenta que eran azules y fue un poco una desgracia y unas velas en forma de cactus pero yo ni velas prendo entonces feliz navidad paloma ahí en la misma tienda en el punto de la perdición para los cositeros venden unas marcas chistosísimas como off-brand que gritan no me puedo copiar de las marcas que ya existen entonces hagamos una marca promedio son cosas como en vez de papas margarita son papas clara Eugenia son la traducción del stock image a las marcas y es que paramos por un paquete y los ojos de cada una recorrieron toda la repisa buscando algo familiar por instinto puro uno siempre busca lo que conoce pero es que yo con clara Eugenia si nada que ver y bien raro sí es porque 

es ver los mismos visuales de siempre pero con nombres desconocidos así se debe sentir la gente miope cuando se quita las gafas en el supermercado puros colores y formas pero ni idea de si son huevos kikes o mis huevos nunca me había reído tanto con un paquete de papas digo tanto porque sí me he reído con uno una que otra vez son tan genéricos que llegan a ser meme no para todos porque el vigilante de la tienda seguro pensó que estábamos voladas es que yo si iba como un poquito indecente esa mañana no me bañé y a la salida nos requisó cuidado que esas dos se están llevado la mercancía habrá pensado el hombre 

Marianna Velasco