fragilidad volátil

Un cuerpo, no humano, pero un cuerpo, con calor propio, con autonomía. Un cuerpo lleno de sentimiento, que pareciera tener ira, que se moviera por el sentimiento de furia, cuando realmente es una identidad frágil. Tan frágil, pero al mismo tiempo fuerte, dañina y destructora como se lo permitas. Algún tipo de conexión debes crear… Seguir leyendo fragilidad volátil

femenino por obligación

cómo es posible que ella ame lo que yo odio   cómo es posible que ella se quiere aferrar a lo que yo me quiero deshacer      un cuerpo al que una manada de imbéciles me amarraron bajo la idea que debía asumir ciertas actitudes porque con eso nací.      lo odio      no lo soporto …..     la conocí por… Seguir leyendo femenino por obligación

Por encima de la forma

Jorge Daniel Espinosa González Hace poco junto a un ejercicio de pintura entendí que según vemos el texto y las palabras se crean imágenes, solo imágenes. Por lo tanto, quise encontrar una estética llamativa que tome la forma y contenido del texto y lo convierta en imagen, sin mensaje ni intención, solo imagen.

El paraíso es un baño.

Este es el pequeño paraíso que aún nos queda desde el edén; uno cuyas puertas se nos aparecen en el duro concreto de una esquina, en el musgo que crece sobre un árbol, en los azulejos que acarician nuestras manos; uno cuyas puertas nos encierran para que ni Dios nos vea; uno en cuyas puertas… Seguir leyendo El paraíso es un baño.

Duermiendo, pecando, amando.

Con qué cuidado removí esos pelos, esos vellos de su ingle, de mis labios – cuando en tus profundidades, bajo las sábanas de fresas silvestres él puso su boca en el chorro de un manantial desbordante e hizo gorjear su garganta y con cuánta dulzura contemplé su nuca temblando mientras su garganta gorjeaba- cuando se sintió… Seguir leyendo Duermiendo, pecando, amando.

Baños

Los orinales estaban fuera de servicio. Entré al retrete, me senté y mientras miraba el celular me prendí. Al rato alguien entró al del lado. Yo me quede quieto mientras terminaba. ¿Qué tanto dura una meada? Pero el sonido de tu jean rozando tu mano una y otra vez te delataba. Con mi pie golpeé… Seguir leyendo Baños