Baños

Los orinales estaban fuera de servicio. Entré al retrete, me senté y mientras miraba el celular me prendí. Al rato alguien entró al del lado. Yo me quede quieto mientras terminaba. ¿Qué tanto dura una meada? Pero el sonido de tu jean rozando tu mano una y otra vez te delataba. Con mi pie golpeé el tuyo y repetiste el gesto… lo demás ya lo recordarás.