Tener ese don

Francisco tenía ese don. Sabía más de ti de lo que tú sabes. Esa capacidad de leer a las personas es asombrosa. Es una manera en la que logras conectar. Conocer a nuevas personas es difícil y puede ser raro.    ¿Cómo terminas hablando con una personas que acabas de conocer? Ese primer paso en… Seguir leyendo Tener ese don

llueve

Llueve Y pega contra la ventana A veces Se siente entre mis capas de piel que se recuperan de la migraña A veces Me pego yo a las paredes Me pego a ti Igual que la humedad Y las telarañas en las esquinas A veces es nada V A C I O Es desconexióninfinita Soy… Seguir leyendo llueve

Vacío

  Recuerda ese momento de vacío, ese momento donde tu cuerpo físicamente no está entendiendo el porqué de la situación, el porqué existe la situación. Recuerda esas reacciones que tu cuerpo desata, el pecho oprimido, desfallecimiento en el torso,  piernas que ya no existen. Piensa en lo que pasa minutos después, esas inexistentes ganas de… Seguir leyendo Vacío

Vómito llorón.

Tiemblo, mi estómago se comprime y un vómito llorón quiere salir. Llorar y vomitar, así se siente mi tristeza. Y quiero llorar y vomitar todo el día, toda la noche, hasta que se acabe y salga de mí. Sé que es inútil, ni el vómito ni el llanto la aliviarán. Es la tristeza latiente, esa… Seguir leyendo Vómito llorón.

Para Leo o Paula.

De algún u otro modo acá aparecerán puntos amarillos. Sueño y lo veo así, tan corto y compacto, todo junto en un fluir que puede ir y volver, pero que cuando vuelve no se devuelve pues cambia sin ser aun algo nuevo. Un brazo va y otro viene. Lo amargo se hizo acido. Yo aparezco… Seguir leyendo Para Leo o Paula.

Extraño ser violeta.

Tú tenías cuarentaicinco y yo veintidós, había algo de hermoso en ello, vencíamos el tiempo, no lo llevábamos por delante, como dos rebeldes que le ganan a la vida, la miran de frente y le dicen: no importa, no importan tus deseos ni tu azar, ni tus lógicas o voluntad, nada nos sobrepasa. Decidimos no… Seguir leyendo Extraño ser violeta.

Pruebe y compare

¿No le pasa que caminando por la calle ve una viejita orando y se imagina el mundo en sepia? En esta historia lo invito a una calle detrás de una Iglesia. La hija de Martínez toma su rosario con fuerza dentro de sus manos en forma de rezo, como si al apuntar con la punta… Seguir leyendo Pruebe y compare